3 de mayo de 2015

AL LECTOR

Al lector
Querido lector:
Si vienes a mí buscando elaborada rima o métrica perfecta, te digo que ni siquiera te molestes en abrir este blog de poemas, estas son solo las desordenadas e impacientes palabras de un corazón a veces triste, a veces eufórico.
Yo no soy poetisa, solo soy una simple mujer a quien la vida le regaló este deseo irrefrenable de escribir y tratar de comunicar con palabras sencillas lo que siente.
Si tú eres un caminante que por el mundo va con su mochila de dolor, desencantos y algún fracaso, quizás en estás páginas encuentres alguien que como tú sufrió y a quien le gustaría ser tu compañero de viaje.
Si eres una madre que en los ojos de sus hijos se mira pero no sabe como expresarlo, aquí tienes una amiga, cuya alma palpita por su hija.
Si eres una mujer a quien la vida golpeó y los desengaños del amor hicieron jirones su corazón, aquí tienes el hombro de quien amó con toda la intensidad y luego lo perdió todo, pero que aún así, no niega que es el amor el más puro y bello sentimiento, y que prefiere sufrir por amor  a pasar por la vida sin sentirlo. No hay sensación más plena que el dulce estremecimiento que te provoca la cercanía del amado.
Así es mi querido lector que aquí estoy, con mi alma desnuda frente a ti y mi mano extendida, para que juntos viajemos al mágico mundo de las palabras simples, que salen del corazón.
Afectuosamente. 

Marisol